Muerte

Cada persona por un acto, una acción… es promovida hacia un mundo que decidirá toda su vida, aquel acto será su hábitat sin darse cuenta, aquella acción por la cual lloró será su razón de ser. Aquel sujeto vivirá desde su infancia opacado por un velo de mentiras, en su cuerpo una coraza lo protegerá de miedos sin sentido, en sus manos el frío peso del delirio y entre sus piernas vendas sucias de palabras crudas y olvidadas.
El tiempo pasa y los hilos que una vez lo movieron están consumidos por odio y desesperación, un día antes de su muerte, en un pequeño acto de bondad cruel será liberado, en ese pequeño instante de temor y albedrío recordará su corta vida mientras tanto sus ojos llorarán, su boca gritará y por último, su mente, vivirá…

Autor

¿Quién es quién? Y ¿Qué es qué?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.